Stadt der Juden

El viento canta en las copas de los árboles esta hermosa canción llena de anhelos: queremos ir a casa, sólo a casa, y el tiempo pasa tan lento cuando esperamos que se cumplan nuestros fervientes deseos. Quizá esperaremos hasta fallecer.

Iris’ (Autor desconocido)